sábado, 10 de diciembre de 2011

banda

2. La banda (o barra)
Mientras la muchedumbre se caracteriza por la soledad de sus miembros, la banda se caracteriza por las similitudes. Cuando los individuos se reúnen voluntariamente, por el placer de estar juntos, por búsqueda de lo semejante, se trata de una banda. Es una forma de encontrarse junto a otros que piensan y viven de manera parecida. Las bandas de niños o de adolescentes son las más conocidas.
La necesidad de formar una banda proviene de la supresión de la exigencia de adaptarse al universo de los adultos y sus reglas de pensamiento o de conducta: por ejemplo, por el sentimiento de ser incomprendidos por sus padres en las bandas de adolescentes, ya que éstas les permiten abandonarse a ser ellos mismos sin sentir coacciones, ni remordimientos ni tener que justificar lo que son.
Además, la banda ofrece a sus miembros una aparente seguridad. Las bandas se forman con el principal objetivo de "andar juntos" porque sus integrantes se sienten semejantes; importa más la unión que las actividades que se realicen.
La banda es muy diferente de la muchedumbre: por el número limitado de sus miembros (algunas unidades o decenas), por su adhesión a la colectividad y por su mayor duración en el tiempo. No obstante, la banda es también bastante efímera, porque la evolución psicológica de sus integrantes la disgrega: algunos maduran, salen de la adolescencia, se casan, emprenden un trabajo, y la armónica semejanza entre todos desaparece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario